Test de personalidad: dibujar una persona
Uno de los test de personalidad más interesantes que existen en el Test del Dibujo de la figura humana porque, al realizarlo, proyectamos inconscientemente aspectos referentes al concepto que tenemos de nosotros mismos, así como nuestra imagen corporal.

Pero no es ésta la única información que nos proporciona este test. A través de él, también podemos ver reflejadas experiencias personales que haya vivido y las representaciones psíquicas que ha hecho de las mismas, como las ha asumido. También nos dirá si acepta o no la etapa vital que está viviendo (adolescencia, madurez, vejez) o si le resulta difícil asumir el paso del tiempo y su edad. También nos dará información sobre su estabilidad y equilibrio interior en ese momento que está viviendo.

Para realizar el test, deberemos dibujar una persona, con cabeza, rostro, cuello, hombros, tronco, miembros superiores e inferiores, manos y pies.

La cabeza reflejará la percepción consciente que la persona tiene sobre sí misma, con respecto a su nivel mental e intelectual y sus relaciones sociales. También refleja el equilibrio entre la fantasía y el pensar

Los ojos reflejan cómo se comunica la persona en sociedad.

Los hombros nos darán información sobre su fuerza interna y su capacidad para iniciar proyectos nuevos.

Los brazos y las manos nos hablan sobre las aspiraciones y la seguridad y autoconfianza de la persona. Si los dedos no están diferenciados en las manos, indica inmadurez en los vínculos afectivos

El tronco reflejará su estado emocional, así como su impulsividad y su vitalidad.

Las piernas reflejan su autoafirmación frente a su ambiente. Si son cortas, significa que la persona se siente impotente e inhibida y que tiene menor afirmación personal. Es importante que los pies se diferencien, ya que simbolizan la estabilidad y la seguridad personal de quien realiza el dibujo.