Test proyectivos para reflejar el inconsciente
Entre los distintos tipos de pruebas que utilizan los psicólogos para determinar si padecemos algún trastorno o para conocer nuestra personalidad están los test proyectivos. Estos tipos de test se utilizan en psicoanálisis y su objetivo es lograr que la persona que está siendo sometida al test desvele su inconsciente, ya en muchas ocasiones son los pensamientos inconscientes los que nos impiden superar dicho trastorno.

En estos tipos de test se muestran a la persona figuras ambiguas y se le pide que diga lo primero que se le viene a la mente tras observar la figura. Es la ambigüedad de las figuras lo que otorga a la prueba de auténtica validez, ya que de ese modo no condicionan en ninguna dirección la respuesta del sujeto, lo que sí puede suceder en otras pruebas.

Aunque se crearon para ser utilizados en la psicología clínica, su uso se ha extendido a otros ámbitos como son la psicología jurídica, la criminología, la selección de personal o la psicología escolar.

Uno de los test proyectivos más famosos es el Test de Roschach, cuyo uso sigue siendo muy común hoy día. El creador de este test fue el psiquiatra suizo Hermann Roschach, quien diseñó una serie de diez láminas de tinta. Para realizar el test se muestra al sujeto cada lámina y se le pide que describa lo que ve, y el psicólogo valorará tango la expresión verbal como la no verbal que el sujeto utiliza para expresarse.

Otros tipos de test proyectivos son:
– El T.A.T o test de Apercepción Temática, que consiste en una serie de estímulos visuales basándose en los cuales la persona debe crear una historia.

– El Test de la Familia: Suele usarse con niños, y se les pide que dibuje a su familia.