Tipos de depresión
Cuando hablamos de depresión, nos referimos a una serie de síntomas como cansancio, tristeza, apatía, falta de ganas de vivir que caracterizan a esta enfermedad. Sin embargo, no todas las depresiones son iguales, y dependiendo de la sintomatología específica que acompaña a cada una se clasifican en distintos grupos:

– Trastorno depresivo mayor: También se le conoce como depresión severa y, como su nombre indica, es la forma más pronunciada de depresión. El enfermo pierde interés por casi todo tipo de actividades, siente una gran fatiga, sentimientos de culpa e inutilidad y suele tener pensamientos recurrentes de suicidio.

– Distimia o depresión crónica: En este caso el enfermo presenta toda la sintomatología que acompaña a una depresión, pero de forma menos acentuada y más alargada en el tiempo. Al contrario de lo que ocurre en la depresión mayor, el paciente sí puede seguir con su vida normal, pero se siente deprimido, no puede disfrutar de la vida y suele tener una visión muy pesimista de la misma.

– Trastorno bipolar o trastorno depresivo crónico: Es la fase depresiva del trastorno bipolar, que suele seguir a la fase maniaca. En esta fase el paciente suele tener varios de los síntomas de la depresión pero puede cambiar repentinamente de ánimo y entrar en una fase eufórica (manía).

– Trastorno Afectivo Estacional: En este caso la depresión se da tan sólo en los meses de otoño e invierno, por lo que se cree que está íntimamente relacionada con la disminución de la luz solar, ya que el paciente experimenta una gran mejoría en

– Trastorno Disfórico Premenstrual: Se denomina así a la sintomatología del periodo que precede a la menstruación y que suele conllevar depresión severa, irritabilidad y tensión. Normalmente empeora una semana antes del período menstrual y desaparece después