Tipos de personalidad según el test de Myers-Briggs
Dentro de los diferentes tests de personalidad que existen, el test Myers-Briggs es uno de los más utilizados a la hora de analizar nuestra personalidad. Se trata de una herramienta seria de análisis, tanto que es uno de los más utilizados a la hora de evaluar la personalidad de los candidatos en procesos de selección de personal, así como para terapias y procesos de crecimiento y desarrollo personal.

En este tests se recogen cuatro rasgos básicos de personalidad que a su vez se dividen en 16 subtipos. Estos tipos no han sido creado al azar, sino que los autores de este test se basaron en los estudios sobre la personalidad llevados a cabo por Carl Jung, quien fue el primero que elaboró la teoría de que cada individuo tiene un determinado tipo de personalidad y que dependiendo de ella, nos comportamos y funcionamos de diferente modo.

Los rasgos principales de personalidad que se consideran en este test miden rasgos opuestos entre sí, como son:

- Extroversión (E) / Introversión (I)

- Reflexión (S) / Intuición (N)

- Pensativo (T) / Sensitivo (F)

- Juicio (J) / Percepción (P)

Las siglas derivan de los nombres de los diferentes rasgos en inglés. Combinando estos ítems, aparecen los 16 subtipos diferentes de personalidad que, fueron denominados de este modo por Keirsey:
- Inspector (ISTJ)
- Protector (ISFJ)
- Consejero (INFJ)
- Mente Maestra (INTJ)
- Artesano (ISTP)
- Compositor (ISFP)
- Sanador (INFP)
- Arquitecto (INTP)
- Promotor (ESTP)
- Actor (ESFP)
- Campeón (ENFP)
- Inventor (ENTP)
- Supervisor (ESTJ)
- Proveedor (ESFJ)
- Profesor (ENFJ)
- Mariscal de Campo (ENTJ)

Estos tipos de personalidad también van a influir en otros aspectos muy importantes de nuestra vida como nuestro flujo de energía, cómo recibimos la información, cómo tomamos decisiones y qué estilo de vida preferimos, así como en el modo en que trabajamos o desempeñamos nuestras tareas.