Toma las riendas de tu vida
Tu vida es tuya, por tanto, ha llegado el momento de empezar a vivir de una forma más consciente dando más valor a lo verdaderamente importante: tú mismo. Toma las riendas de tu vida porque eres una persona autónoma e independiente. Pero además, en caso de dejar pasar demasiado tiempo sin hacer nada, puede causar arrepentimiento desde la perspectiva de la vejez. No hay nada que cause más tristeza a los ancianos que aquello que pudo ser y no fue, por falta de valentía, iniciativa y coraje. En Psicoblog, te animamos a tomar las riendas de tu vida porque eres protagonista de la película más bella que jamás verás nunca.

¿Qué quieres hacer a partir de ahora?

En la vida, en muchos momentos, existen puntos de inflexión en el camino. Márcate una meta. Dicha meta no tiene que estar en coherencia con el camino trazado. Tienes que pensar únicamente, en aquello que deseas y también, justifica los motivos por los que eso es importante para ti. Este ejercicio te servirá para darte cuenta de si estás actuando únicamente por capricho o por vocación interna.

Deja de lado los miedos irracionales y ten un sentido realista del amor: querer a otras personas, no significa que todo tu entorno tenga que apoyarte o estar de acuerdo contigo en cada paso que das. En realidad, quienes te quieren respetarán la libertad de aquello que tú decides porque es tu vida y mereces ser feliz. Cuando una persona te dé un consejo dale las gracias y dile: “Ese es tu camino, pero no el mío”.

Toma las riendas de tu vida

Sé valiente

Anímate a jugar a vivir porque la existencia también tiene una parte lúdica muy desarrollada cuando disfrutas de las oportunidades que tienes por delante. Si siempre sigues pegado a la rutina, entonces, te será difícil encontrar espacios para la improvisación de explorar nuevos caminos.

Una improvisación tan necesaria cuando lo que quieres es recuperar el norte y tomar las riendas de tu vida.