Tres actitudes que te ayudan a vivir mejor
La actitud que adoptas ante la rutina diaria es en parte una decisión personal. Está en tus manos quejarte, o por el contrario, considerarte afortunado por la vida que tienes y por todo lo que has alcanzado. ¿Qué actitudes te ayudan a vivir mejor?

En primer lugar, la risa es un antídoto natural. Existen expertos que aseguran incluso que una buena carcajada alarga la vida. Te liberas e incluso, duermes mejor después de un día en el que has sentido mucha felicidad. La risa es tan terapéutica que en la actualidad, ya se imparten incluso, cursos de risoterapia que tienen como objetivo ayudarte a vivir mejor.

Por supuesto, la risa te conecta con los demás, es decir, en general, se produce en el contexto de un grupo aunque también, existen instantes en los que puedes divertirte por una anécdota a través del recuerdo y el diálogo interior. ¿Qué otra actitud te ayuda a vivir mejor? Estar en contacto con los demás, tener amigos, integrarte en un entorno, te permite disfrutar de la sensación de pertenencia. Por el contrario, el aislamiento y la falta de confianza producen tristeza y mucho sufrimiento.

Tener personas importantes cerca nos hace sentir más fuertes frente a la adversidad y también, frente a la enfermedad. Para finalizar, existe otra actitud que te ayudará a ser más feliz en tu día a día y tener más bienestar: habla, comparte tus sentimientos, exterioriza aquello que te pasa, no guardes todo para ti. Ocultar las emociones o disimularlas, tarde o temprano, produce dolor y heridas. Por ello, es impotante reir más, tener más amistades y también, compartir el universo emocional para vivir con más sensación de autenticidad el aquí y el ahora. De lo contrario, el tiempo pasa sin disfrutarlo de verdad. ¿Qué actitudes te ayudan a ti a vivir mejor?