Tres consejos para confiar más en ti mismo
Muchas personas confían poco o nada en sí mismas, es decir, tienen un soporte muy frágil a nivel emocional porque delegan el amor propio en manos de terceros. Tú eres tu mayor regalo, tu mejor compañero de viaje, tu mejor amigo… Por tanto, aprende a tratarte como tal. ¿Cómo puedes aprender a confiar más en ti?

En primer lugar, dándote el permiso de equivocarte. Seguro que no eres tan exigente con los demás como contigo. Por ello, aprende a perdonarte porque de los errores puedes obtener una gran experiencia práctica y lecciones de vida muy interesantes. Por otra parte, analiza tu pasado y observa con satisfacción todos los logros que tienes, los méritos que has alcanzado, las decisiones que te han llevado al éxito… Realiza este balance no sólo en el ámbito personal sino también, en el profesional.

En caso de que siempre vivas al compás de la inseguridad hazte las siguientes preguntas: ¿Qué ganas viviendo de ese modo? ¿Qué te mantiene anclado a la posición de víctima indefensa? En algunos casos, conviene analizar las causas. Por ejemplo, puede suceder que una persona confíe poco en sí misma porque durante su infancia estuvo muy sobreprotegida por sus padres.

Más allá de la causa, siempre existe la posibilidad de cambiar, es decir, nadie está determinado por su pasado. Para finalizar, es indispensable alimentar la autoestima y el valor propio que te permite estar mejor contigo mismo. ¿Cómo puedes alimentarla? Rodeándote de personas que te valoran, haciéndote la vida bonita, dándote mensajes positivos a nivel mental, leyendo libros optimistas… La autoestima no depende de las circunstancias del entorno sino de ti mismo que tienes la capacidad de sobreponerte a cualquier factor externo. Aprender a confiar más en ti es un reto gratificante y necesario para el crecimiento interior y para poder avanzar en la vida.