Tres consejos para no engañarte en el amor
El autoengaño en el amor es muy habitual porque las expectativas que surgen del propio sentimiento nos llevan a construir, a veces, castillos en el aire. Es decir, la mente recrea historias que no siempre tienen una base sólida en la realidad. ¿Qué puedes hacer para no engañarte en el amor? Aquí tienes cinco consejos prácticos que te servirán de ayuda.

En primer lugar, analiza el tiempo que llevas enamorado de la otra persona. Si los meses pasan y la historia no avanza, entonces, toma el indicativo del tiempo como señal de que hay algo que falla: la reciprocidad. Si una historia es recíproca por ambas partes, entonces, fluye. Sencillamente, porque las dos personas tienen ganas de conocerse y de estar juntas. Por ello, deja de buscar excusas para justificar el comportamiento ajeno, es mejor que aceptes la realidad tal y como es, aunque te duela.

Por otro lado, también es positivo que observes los hechos, por ejemplo, analiza quién toma siempre la iniciativa. En este sentido, si eres tú quien siempre se esfuerza por estar en contacto con el otro, por llamarle, escribirle… Entonces, ten por seguro que eres tú quien está tirando de una historia que no da más de sí. Porque el otro, simplemente, responde de una forma mecánica ante tus ideas. Si quieres conocer los sentimientos ajenos, entonces, da tiempo al tiempo, deja que el otro haga algo por ti.

Escucha tu voz interior para no engañarte por más tiempo. Generalmente, esta voz interior nos dice la verdad, por ello, anímate a ser honesto contigo mismo. Cuando llevas mucho tiempo arrastrando esa incómoda sensación del “parece que tiene interés pero no”, entonces, es mejor que te decantes por la verdad. Cuanto antes lo hagas, antes podrás avanzar sin la sensación de estar esperando algo que no llega nunca.