Tres cosas que no debes hacer ante el pensamiento negativo
El pensamiento positivo es una meta a alcanzar, sin embargo, eso no significa que debas aspirar a no tener ni un solo pensamiento negativo en tu vida porque esta tarea nos aleja de nuestra verdadera esencia. E incluso, roba naturalidad y espontaneidad al propio pensamiento. Existen tres cosas que es mejor evitar ante este tipo de ideas negativas.

Culparte por pensar de este modo

Cuando algunas personas tienen pensamientos negativos se culpan por pensar de este modo. Y la culpa conduce de una forma indirecta al deseo de reprimir esos pensamientos negativos que a su vez producen sentimientos desagradables.

Anotar por escrito estos pensamientos es una técnica sencilla que a modo de desahogo permite poner luz en la introspección. Dar un paseo para poner las ideas en orden también es un ejercicio de autoayuda sencillo para poner en forma cuerpo y mente. Los pensamientos negativos producen sobrepeso de negatividad mental y la actividad física es un ingredientes indispensable de la dieta emocional.

Tres cosas que no debes hacer ante el pensamiento negativo

Exagerar este pensamiento

Otra actitud que debes evitar cuando surge un pensamiento negativo en tu mente es exagerarlo ya que esta exageración produce el dramatismo propio del efecto lupa que magnifica una idea mental distorsionando la realidad. Al revés, para minimizar el impacto de un pensamiento negativo intenta practicar el sentido del humor para relativizarlo.

Dejar que el pensamiento negativo te impida valorar todo lo bueno

Un pensamiento negativo puede surgir de una forma automática en determinado momento. Además, en determinadas circunstancias personales, también puede surgir un pensamiento de este tipo ante un estímulo externo. En una situación de tristeza, ante una mala noticia, ante el impacto del temor pueden surgir ideas pesimistas.

Sin embargo, es muy positivo que pongas el pensamiento negativo en su contexto para no dejar que su fuerza negativa te impida apreciar todo lo positivo que hay en tu vida.