Tres diferencias entre oir y escuchar
La comunicación es básica en el ámbito personal puesto que un buen diálogo muestra la buena salud emocional y sentimental de una relación de pareja. En el plano laboral también se pone en práctica la comunicación interpersonal donde la escucha activa es la base. No siempre estamos atentos ante el mensaje del interlocutor. ¿Qué diferencias existen entre oir y escuchar?

Falta de atención

Cuando una persona oye en realidad, no tiene una atención cien por cien plena en el mensaje externo. Su nivel de energía personal no está centrado de verdad en hablar con la otra persona. Aunque a nivel corporal está alli, a nivel anímico está ausente y lejos de ese lugar. Pensando en un tema distinto.

Este problema es cada vez más frecuente en medio del ritmo de vida del siglo XXI donde tantas personas hacen un gran esfuerzo por llegar a todo.

La actitud

La actitud también es diferente cuando una persona escucha o cuando está oyendo un mensaje. Para crear una actitud real de escucha activa, cuando estés hablando con una persona, olvídate del resto del mundo. Busca un buen lugar para hablar y no mires el reloj. Si te llaman por teléfoono no lo cojas. De hecho, es positivo que lo pongas en silencio cuando has quedado a tomar algo con otra persona.

Tres diferencias entre oir y escuchar

La empatía

Cuando una persona escucha de verdad entonces, capta muchos matices del diálogo pero cuando solo oye, puede llegar a interpretar de forma incorrecta las palabras del otro. En la conversación basada en la escucha activa existe una presencia plena y un nivel de concentración alto. Sin embargo, una persona que solo oye está llena de ruidos que interfieren de una forma negativa en esa comunicación. La escucha activa se hace cada vez más difícil en medio de tantas distracciones.