3 preguntas que puedes hacerte al empezar el año
El inicio de un nuevo año es una etapa que a modo de anclaje emocional se presenta como el punto de partida hacia una nueva etapa de desarrollo personal. Nosotros seguimos siendo los mismos aunque haya cambiado una página del calendario, sin embargo, puede que sí haya algo diferente: la actitud.

Una actitud que suele ser más optimista ante la perspectiva que aporta el folio en blanco. En Psicoblog te proponemos tres preguntas que puedes hacerte a ti mismo al inicio de año.

¿Quiero seguir haciendo las cosas como hasta ahora?

Anímate a ser sincero contigo mismo y a hacer balance. Para ello, puedes hacerte esta pregunta cuya respuesta depende de ti y de tu nivel de satisfacción presente. No se trata de una pregunta que solo puedas responder en términos absolutos ya que puedes concretar matices. Puede que si te gustaría seguir tu línea habitual en un plano de tu vida, y sin embargo, te gustaría hacer modificaciones en otro.

¿Qué le ofrezco yo al año nuevo?

Cuando nos ponemos ante la perspectiva de un nuevo año tendemos a posicionarnos como espectadores que confiamos en que la magia de la vida nos conceda nuestros deseos a lo largo de los 365 días del año. Sin embargo, desde el punto de vista del coaching, te invito a hacerte esta pregunta: ¿Qué le ofreces tú al nuevo año? Esta pregunta, además de incrementar la introspección, también aumenta la actitud proactiva en la búsqueda de la felicidad.

3 preguntas que puedes hacerte al empezar el año

¿Dónde quiero estar dentro de un año?

Esta pregunta puede servirte de inspiración para definir la dirección y el rumbo que quieres dar a tu vida y concentrarte en este punto. Visualiza la imagen en la que te observas a ti mismo dentro de un año: ¿En qué lugar te gustarsía tener una cita feliz contigo mismo?