Tú eres tu mejor amigo
La amistad es uno de los mayores regalos de la vida. Sin embargo, no todo el mundo es consciente del placer que tiene poder compartir con un amigo una parte de ti mismo y de tu intimidad. Existen personas que de forma equivocada descuidan a todas sus amistades una vez que se han casado o tienen un compromiso estable. La realidad es que afortunadamente, el amor y la amistad no son términos excluyentes, al revés, se enriquecen mutuamente y son totalmente compatibles.

Del mismo modo, también existen personas que no entienden que una vez que están en pareja deben encontrar tiempo para estar con sus amigos en soledad igual que antes. Se trata de algo lógico desde un punto de vista emocional. Un amigo le puede contar a otro sus secretos pero hay que entender que tus amigos no están obligados a contar su intimidad a tu pareja. Eso no significa, evidentemente, que no haya tiempo para todo y que hay planes que se pueden compartir de forma común ya que se trata de algo que también es enriquecedor.

La amistad es una de las mejores cosas de la vida. Sin embargo, hoy te invito a que no vivas a la espera de recibir la aceptación y el cariño de los demás. Porque antes de eso, debes lograr el objetivo de convertirte en tu mejor amigo. De ser esa persona en la que de verdad confías. Apuesta por respetarte a ti mismo y los demás, empezarán a quererte más y mejor cada día.

Rosetta Forner dice de forma gráfica que “tú eres lo mejor que te ha podido pasar”. Una frase que realmente me encanta porque muestra que la fuente del bienestar emana de tu interior. Aprende a quererte a ti mismo igual que tratarías a tu mejor amigo.