Tu personalidad a través de la letra t
Si queremos analizar nuestra capacidad de decisión, fuerza de voluntad, iniciativa o dotes de mando a través de la escritura, tendremos que fijarnos en cómo escribimos la letra t minúscula, ya que es ella la que nos va a proporcionar información a este respecto. Es por ello que es uno de los grafemas a los que los seleccionadores de personal prestan más atención cuando realizan un análisis de nuestra escritura. Para ello tenemos que analizar tanto el trazo vertical (palo) como el trazo horizontal (barra o tilde).

Si la tilde está centrada en altura y en lados, significa que somos personas equilibradas, con capacidad de autocontrol y carácter reflexivo. Somos capaces de trabajar en equipo y demostramos tener capacidad tanto para mandar como para obedecer.

Dibujar la tilde hacia la izquierda sin tocar el palo indica que somos personas introvertidas y que nos cuesta tomar decisiones. Si dibujamos la tilde a la derecha, sin tocar e palo, el significado es el contrario, ya que refleja que somos personas con iniciativa y decisión, apasionadas en todo lo que hacemos.

Trazar la tilde en la parte alta de la barra indica que tenemos aptitudes para el mano y que tienen cualidades como jefes. Cuando está en la parte muy superior del palo, casi sobre él, indica que nos cuesta aceptar las opiniones de los demás. La tilde baja indica subordinación y capacidad para obedecer, aunque también da a entender que somos personas humildes.

Dibujar la tilde inclinada hacia la arriba es signo de que somos personas tendentes a la ensoñación y de que nos gusta polemizar con los demás. Si la dibujamos hacia abajo suele reflejar terquedad o que somos fáciles de sugestionar.

Si escribimos la t unida a la siguiente letra, estamos reflejando poseer velocidad en el pensamiento y ser personas tenaces en la consecución de objetivos laborales.