Tu vida empieza hoy
Existe una canción de Sergio Dalma que se titula “La vida empieza hoy”. Esa canción muestra un título que refleja la esencia del pensamiento positivo: cada día, tienes una nueva oportunidad para empezar de nuevo. Por tanto, no desperdicies tu tiempo en objetivos que no merecen la pena porque tal vez, cuando quieras darte cuenta, será tarde para volver atrás. De hecho, nadie puede volver al pasado, lo que sí está en tu mano es empezar tu vida hoy.

Comenzar desde cero con más fuerza, motivación y alegría. Borrando de la memoria los recuerdos malos, aparcando en una esquina los rencores, dejando en el olvido los pensamientos negativos… Renuévate por dentro y por fuera con un simple “Buenos días”. No existe más realidad que la de este instante, más certeza que la que te aporta este momento. Todo lo demás, aquello que remite al futuro, es una hipótesis sin contrastar. Incluso, el amor resulta incontrolable e imprevisible.

En contraste, mientras que la vida de muchas personas comienza hoy, de una forma triste, también existen destinos que se apagan al compás de la muerte. Tomar conciencia del final ayuda a muchas personas a valorar más la vida. Por otra parte, conviene precisar que también existe el contraste de morir un poco cada día, a pesar de estar vivo. Así sucede cuando alguien deja de luchar por aquello en lo que cree, o se queda sin ilusiones y sin objetivos.

Tu vida empieza hoy, por tanto, toma impulso, relájate y disfruta. Mira hacia delante y deja de quedarte estancado en los pasos que ya has dado. Confía en la sabiduría interna de tus destino, gracias a todo lo que has vivido, lo bueno y lo malo, eres hoy de este modo. Por tanto, da las gracias también a tus errores.