Ventajas de la soledad
La soledad es una palabra que a muchas personas les sugiere un concepto negativo. Es decir, parece que para muchas personas el hecho de estar solas en ciertos momentos podría hacerles sentir infelices o vacías. Más allá de esta percepción subjetiva de la palabra, la soledad es un concepto profundamente poético y también filosófico gracias al cual, muchos artistas han conseguido crear verdaderas obras de arte a través de la soledad acompañada de su conciencia.

La soledad no es una tragedia. Tomarla como tal, es decir, afrontar esta actitud de víctima, es el primer paso para el sufrimiento. Y también, para cometer el error de estar acompañado a cualquier precio. Lo cierto es que el dicho popular que afirma que mejor solo que mal acompañado es cierto. Por ello, siempre debes rodearte de personas que te potencian y refuerzan, es decir, personas que te ayudan a crecer a nivel personal. Por el contrario, debes alejarte de todos aquellos que te roban tu energía vital y tu creatividad.

La soledad tiene muchos puntos positivos. Por ejemplo, te ayuda a conocerte mejor a ti mismo. Por otra parte, cuando pasas mucho tiempo solo también valoras mucho más aquellos momentos de compañía que disfrutas gracias al valor de la amistad. Generalmente, aquellas personas que disfrutan estando solas también se implican al cien por cien en la amistad y gozan de los planes sociales como un verdadero regalo que rompe la rutina presente.

El tiempo de soledad también es positivo para dedicarlo a actividades tan excelentes como la lectura, la escritura o la pintura… Artes que, precisamente, para llevarlas a cabo es necesario sentir de cerca el silencio y tener un espacio propio para realizar ese trabajo que luego puede compartirse o no con el público. De este modo, el trabajo del artista es solitario y también, público, al mismo tiempo.