¿Amigos huraños? ¡Ayúdales a dejar de serlo!
Una persona huraña es poco sociable y rehúye del trato y de las conversaciones con las personas. Las personas hurañas reciben el mundo de forma distorsionada, ya que interpretan las relaciones sociales como una amenaza constante y piensan que todas las personas quieren hacerles daño, y es por esto que les cuesta tantísimo relacionarse con los otros. ¿Tienes amigos que les ocurre? Puedes ayudarle a estar mejor. ¡Sigue leyendo!

Expresa lo que sientes

Si tu amigo/a huraño te ha hecho algo que te ha molestado, debes ser sincero y explicarle que te sientes molesto, enfadado o triste y por qué. Sé claro y conciso en tus palabras. También debes aceptar la responsabilidad que te corresponde si en algún momento has estado demasiado sensible a sus comentarios y díselo.

Dile qué debe mejorar

Explícale qué es lo que te ha molestado y qué esperas que cambie para que mejore vuestra relación, explícale las consecuencias positivas y déjale claro que de esa manera te sentirás más a gusto y él o ella también.

¿Amigos huraños? ¡Ayúdales a dejar de serlo!
Además para que sea consciente de las cosas descríbele las situaciones en las que se comporta de manera insoportable, por ejemplo: “Cuando me hablas lo haces en un tono muy alto e insultante”.

Pide cambios

Pídele claramente que cambie su actitud: “Me gustaría que al hablarme lo hicieses de forma agradable y sin gritar, de este modo podremos hablar mejor”.

¿Y si no cambia?

Si aún después de todos tus intentos y de toda tu paciencia ves que no cambia su actitud y sigue exactamente igual en su comportamiento, entonces, avísale de las consecuencias negativas que le acarreará. Déjale claro que con esa actitud y su negativa a cambiar os distanciaréis emocionalmente porque no tienes por qué aguantar ese comportamiento de nadie y que está en su mano que se impida.