Visualización para eliminar el estrés
El ritmo de vida que llevamos en la actualidad nos puede llevar a soportar un gran nivel de estrés, tanto en el trabajo como en nuestra vida familiar. Esto, a la larga, nos puede provocar alteraciones no sólo en nuestra salud física, sino también psicológica, apareciendo dolencias como ansiedad, depresión, angustia, insomnio, etc., que pueden mermar en gran medida nuestro bienestar y nuestra calidad de vida.

Uno de los métodos más eficaces para manejar el estrés en nuestro día a día es realizar visualizaciones que nos ayuden a hacerlo desaparecer y a sentirnos más relajados. Hacerlo resulta muy sencillo y, una vez que lo hemos incorporado a nuestra rutina diaria, lo podremos conseguir en pocos minutos, ya sea en casa o en el trabajo.

Comenzaremos buscando un lugar tranquilo en el que podamos permanecer durante unos minutos sin ser molestados. Una vez lo hayamos encontrado, buscaremos una posición en la que nos sintamos cómodos y que nos permita respirar con comida y relajar nuestros músculos, ya sea sentados o echados.

Cuando hayamos encontrado esta posición cerramos los ojos y respiramos profundamente. Según inhalamos el aire, nos imaginamos que estamos inhalando calma y tranquilidad, visualizando cómo ésta entra en nuestro cuerpo por los pulmones y cómo, poco a poco, a través de la circulación se va extendiendo por el resto de nuestro cuerpo, llegando a nuestra cabeza, cuello, brazos, abdomen, piernas y pies, llenando todo nuestro cuerpo, relajando y calmando cada músculo. Puedes imaginarla como una luz, como una nube o un color, como prefieras.

Después expulsamos el aire, viendo como, al hacerlo, el estrés, la ansiedad y toda la negatividad que hemos acumulado a lo largo del día salen de nuestro cuerpo a través de la nariz y la boca.

Inspiramos y expiramos varias veces, visualizando, hasta que nos sintamos totalmente relajados.