Amusia, vivir sin música