Aplica la inteligencia emocional a las relaciones