Beneficios psicológicos de un abrazo
A veces por falta de tiempo, otras por no pensarlo y otras por falta de costumbre… pero son muchas las ocasiones en la que los abrazos se quedan en un segundo plano. Muchas personas no saben cómo responder a este contacto físico tan efusivo. Puede que el no saber responder ante un abrazo venga causado por la infancia cuando quizá los padres no sabían demostrar a sus hijos su amor hacia ellos con el contacto físico. Pero puedes cambiar de opinión cuando conozcas los beneficios psicológicos que tienen los abrazos.

Muestra de amor
¿Eres capaz de recordar el último abrazo que te llenó de forma especial? Seguro que sí, y seguro que te sentiste tranquilo, relajado, seguro y en confianza. Un abrazo sincero, es una muestra de amor. Además, un abrazo hará que tu cuerpo libere una hormona llamada oxitocina y te ayudará a apegarte al otro, estableciendo un bonito vínculo emocional.

Adiós estrés
Además de sentirte relajado con un abrazo sincero, también cuando lo recibes disminuye de forma drástica el nivel de estrés que puedas llevar dentro de ti, porque pasarás a sentirte tranquilo y seguro en los brazos de la persona que te quiere y te transmite su amor… sintiendo un auténtico bienestar.

Beneficios psicológicos de un abrazo
Más feliz
Cuando recibes abrazos de verdad, de esos en los que se cierran los ojos y se aprieta…serás más feliz, te elevará el autoestima y además, estarás más abierto a la vida y a los cambios que se vayan presentando.

Por si fuera poco también también, hay quienes afirman que un abrazo, con el apoyo emocional de quien te lo da, ayudará a disminuir la ansiedad, dolores e incluso la depresión.

Así que si eres de las personas que les cuesta abrazar a las personas que quieres… deja a un lado esos sentimientos que te frenan, para dar la bienvenida a los sentimientos de amor y bienestar que encontrarás abrazando a las personas que quieres.

El poder de un abrazo

Pocas cosas nos reconfortan tanto cuando estamos tristes o abatidos como un abrazo. Cuando alguien nos abraza nos sentimos queridos, cuidados, comprendidos y confortados, y la tristeza o la soledad desaparecen o se mitigan en gran medida, siendo sustituidas por la sensación de tranquilidad que supone saber que no estamos solos, que alguien, sea nuestra pareja, un amigo o alguien de la familia, nos comprende y nos quiere.

Beneficios psicológicos de un abrazo
El poder del abrazo es tal que se ha creado una terapia, denominada abrazoterapia para ayudarnos a eliminar los sentimientos negativos. Según diversos estudios, los abrazos han demostrado ser altamente terapéuticas, ya que la estimulación física que implican ayudan a que tanto la persona que abraza como la que es abrazada mejoran su estado emocional, porque el gesto de abrazarnos hace que nuestro cerebro segregue hormonas que nos van a ayudar no sólo a eliminar la ansiedad o la depresión, sino, en algunos casos, hasta a hacer desaparecer el dolor físico y contribuye a mejorar nuestro sistema inmunológico.

Según los especialistas abrazar o que nos abracen nos ayuda también a elevar nuestra autoestima, porque aumenta el sentimiento de pertenencia un grupo, es decir, nos hace sentirnos aceptados en momentos en que nuestro sentimiento de valía está más disminuido. También ayuda a disminuir la tensión y el estrés y disminuyen los sentimientos negativos, llegando incluso a lograr que se aumente nuestro deseo de vivir en momentos de gran desesperanza o desilusión.

El abrazo también nos ayuda a expresarnos cuando no podemos hacerlo con palabras o en aquellas situaciones en que parece que las palabras no bastan.

Según se dice, cuatro abrazos al día para sobrevivir, ocho para vivir y doce para crecer como personas. Por ello, siempre que puedas y que sea bien aceptado y que lo sientas realmente, disfruta del bienestar emocional que te proporciona este gesto tan sencillo.

Regalar un abrazo

Existen regalos que no se compran con dinero y que son mejores todavía. Por ejemplo, puedes regalar un abrazo a un amigo y le estarás ofreciendo mucho más de lo que puedes imaginar: autoestima, compañía, agradecimiento, confianza y apoyo.

Beneficios psicológicos de un abrazo
La importancia del contacto físico
Las muestras de cariño que refuerzan el contacto físico son muy saludables a nivel emocional por los beneficios que produce un buen abrazo. A través de este gesto de cariño, nos damos cuenta de que no estamos solos y caminamos por el camino de la vida en buena compañía. Por otra parte, un abrazo también puede ser un buen fármaco en caso de sufrir depresión o tristeza ya que este gesto es reconfortante en forma de apoyo.

Un abrazo es un gesto de cariño y como tal, puede ser un excelente regalo para el que no hace falta que sea una fecha especial en el calendario. Un abrazo refuerza el poder de los sentidos, en concreto, del sentido del tacto. A través de los sentidos, la mente se concentra mucho más en el ahora y se evade de los problemas pasados y de las preocupaciones futuras.

Beneficios psicológicos de un abrazo
Pide un abrazo
Los seres humanos no somos adivinos y no siempre podemos darnos cuenta de cómo se siente una persona a partir de sus hechos. Por ello, si tú necesitas un abrazo, no esperes a que otra persona adivine cuáles son tus necesidades. Expresa con naturalidad cómo te sientes y pide un abrazo a alguien cercano. En ese caso, recibes un doble regalo, por una parte, recibes un abrazo y por otra, aprendes a comunicarte y a expresar de forma asertiva tus necesidades.