Sentimientos

Diferencias entre emociones y sentimientos
Emociones y sentimientos son dos conceptos que en la teoría tienen más una función práctica para ayudar a identificar elementos diferentes de la antropología humana, sin embargo, en la práctica de la vida allí donde hay una emoción, surge un sentimiento o varios a modo de causa y efecto. Una de las principales características de ambos ingredientes es el tiempo de duración. Una emoción es breve, mientras que un sentimiento perdura en el ánimo durante más tiempo.

Otro de los puntos a considerar es la preeminencia de la emoción respecto del sentimiento, en un orden de relación causal. Es decir, el sentimiento es el fruto de la existencia de una emoción que conecta con la perceción del mundo y la información recibida a través de las sensaciones.
Seguir leyendo

Qué es la resaca emocional
Estamos acostumbrados a utilizar el concepto de reseca en el contexto de los efectos del sábado noche, sin embargo, las emociones también tienen su efecto resaca de un modo metafórico. Es decir, muchas emociones vividas en una intensidad alta, dejan una huella que a modo de efecto secundario, perdura en el ánimo y en el cuerpo del protagonista. Esta resaca puede visualizarse en situaciones positivas o negativas.

Por ejemplo, de un modo positivo piensa en ese plan que viviste con tal nivel de euforia emocional que más allá de la felicidad de ese momento, al día siguiente estabas literalmente agotado por la implicación en esa jornada. Con frecuencia, este tipo de sensación nos ocurre cuando hemos estado esperando durante mucho tiempo un plan determinado y una vez que ha pasado esa fecha nos quedamos un poco vacíos cuando ya ha pasado todo. Sentimos que más allá de la intensidad de ese momento, todo vuelve a la normalidad de la rutina.
Seguir leyendo

Cómo olvidar un desamor en 2017
Un nuevo año no es más que el inicio de un nuevo ciclo temporal. Lo verdaderamente importante es el tiempo de tu vida. Sin embargo, el gesto de cambiar el calendario, dando por terminadas todas las páginas del 2016, es un buen estímulo emocional, un anclaje con el que hacer borrón y cuenta nueva de un modo metáforico. O al menos, es un buen impulso para hacer este propósito. En el inicio del 2017 es la oportunidad perfecta para cerrar etapas previas. Para hacer espacio a lo nuevo que está por llegar, previamente, tienes que despedirte de aquello que ya pasó. ¿Y cómo olvidar un desamor?

Busca el modo de integrar la novedad en tu vida. ¿Cómo conseguirlo? A través de algo tan sencillo como comenzar a practicar un nuevo hobby. Asistir a clases de una actividad que te guste o que te dé curiosidad, es un buen estímulo para mirar hacia adelante y no hacia atrás.
Seguir leyendo

Sentimientos que afloran cuando estás estancado
Es muy posible que haya momentos en los que sientas que estás estancado. Todos hemos pasado por este tipo de capítulos en algún momento y lo cierto es que es muy incómodo a nivel emocional convivir con esas sensaciones desagradables. La frustración es uno de los sentimientos que tenemos en esta etapa. Una frustración que surge de la insatisfacción con la realidad presente y el deseo de alcanzar nuevas metas.

Sin embargo, el sujeto pospone tomar decisiones por pereza, por miedo o incluso, por no saber qué es lo que quiere exactamente. De hecho, esta es otra de las causas frecuentes de estancamiento. Queremos avanzar pero no sabemos qué es lo que nos conviene. Visualizamos nuestro futuro y no observamos con nitidez una opción clara. En este contexto de desorientación, un proceso de coaching resulta muy constructivo para avanzar y clarificar ideas.
Seguir leyendo

5 situaciones que pueden dañar la autoestima
Existen cinco situaciones ante las que el ser humano es muy vulnerable y puede experimentar un bajon en su amor propio. La autoestima nace del interior, sin embargo, conviene no minimizar el valor de las circunstancias externas, especialmente, cuando producen un impacto en el presente personal.

Un despido laboral

Una de las peores noticias que puede recibir un trabajador es un despido laboral. Una noticia totalmente desagradable incluso cuando el trabajador siente que no está haciendo el trabajo de sus sueños pero es consciente de que le aporta un sueldo para vivir.
Seguir leyendo

Sentimientos frecuentes en un bajón anímico
Uno de los síntomas que indica cómo todavía nos queda mucho por avanzar a nivel de inteligencia emocional es que solemos utilizar conceptos generales para identificar nuestro estado de ánimo. Seguro que en algún momento has dicho o has escuchado a alguien el término “estar de bajón”. ¿Pero qué sentimientos son los que realmente se producen cuando estamos en este punto? Poner nombre a los sentimientos, uno a uno, puede ayudarte a conocerte mejor a ti mismo.

Tristeza

La tristeza es uno de los sentimientos habituales en este estado emocional. Existe cierto apagamiento anímico, como si estuviéramos menos vitales. En ese caso, la tristeza tiene una causa específica aunque no la hayamos identificado. Puede estar producida por un hecho en concreto o por la suma de varios factores que no se resolvieron en su momento y han producido una reacción en cadena.
Seguir leyendo

Qué es la ansiedad anticipatoria
Cuando nos adelantamos al presente, visualizando una situación de felicidad, experimentamos ilusión, conectamos con el lado positivo de la realidad que está en nuestro corazón. Por el contrario, cuando los miedos nos empujan hacia el mañana y nos adelantamos a algo que va a pasar o que creemos que puede ocurrir, caemos en el círculo de la ansiedad anticipatoria.

En este caso, la situación que nos asusta no se ha producido realmente, sin embargo, al vivirla como tal en nuestra mente sí experimentamos emociones y sentimientos que son muy reales. Este tipo de ansiedad puede surgir principalmente en situaciones nuevas en las que la persona rompe por completo con su zona de confort y se pone en lo peor.
Seguir leyendo

Psicopodcast #21: Perdonar genera felicidad

El perdón hacia los demás y hacia uno mismo es lo más importante que debemos aprender a hacer para conseguir vivir en paz, armonía y felicidad con nosotros mismos. A muchas personas les cuesta perdonar porque piensan que hacerlo es liberar de la carga a la persona que les hizo mal, pero el orgullo, la rabia, el dolor, la ira o el resentimiento se encargan de que no sea posible hacerlo.

Pero resulta que perdonar nada tiene que ver con la persona que te hizo daño, perdonar es un acto egoísta que hacemos por y para nosotros mismos y para nadie más. Cuando perdonas a alguien que te ha hecho daño, lo que haces realmente es liberarte de esa carga que tienes en tu interior, de ese lastre que no te deja avanzar para poder sentirte libre y seguir caminando por tu camino. Seguir leyendo