Cómo evitar el sufrimiento innecesario