Cómo hacer las paces con el presente