Cómo mostrar inteligencia emocional en un correo electrónico