Cómo quedarte con lo bueno de cada situación