Compartir

Cómo saber si el problema está en ti

Cómo saber si el problema está en ti

A veces, podemos estar en lucha contra el mundo. Y es en ese tipo de situaciones cuando en lugar de señalar con el dedo a los demás como responsables de todas nuestras frustraciones, deberíamos cambiar la óptica para fijarnos en nosotros mismos y analizar con objetividad la realidad de nuestro estado emocional. En este tipo de situación cobra fuerza la tesis psicológica que afirma: "Cuando tú estás bien, tu mundo está en orden", "Cuando no estás bien contigo mismo, todo es un caos".

¿Pero qué ocurre cuando una persona tiene que resolver un problema emocional interno, y sin embargo, culpa a los demás de su malestar? Que al identificar la causa equivocada, no pone el remedio oportuno. Pero además, cuando entramos en esa cadena de insatisfacción personal en la que nadie o muy pocas personas parecen superar ese filtro de expectativas y de perfección, entonces, hay algo que debemos cambiar.

También te puede interesar: Incapacidad para hablar de ti mismo

Actitud equivocada ante los problemas

Y principalmente, es la actitud. Esa actitud que lleva a una persona a fijarse constantemente en los defectos de los demás, como si ella misma fuese perfecta. Este tipo de actitud suele venir acompañada del machaque a esos defectos ajenos y una excesiva comprensión hacia uno mismo.

¿Cómo saber si el problema está en ti? Cuando en estas circunstancias de insatisfacción personal, no tomas conciencia del daño que hacen tus palabras a otras personas y confundes la sinceridad con la libertad de decir cualquier cosa, sin un filtro previo de empatía. El problema está en nosotros cuando creemos que estamos en posesión de la verdad y "nuestras razones" son una justificación permanente para decir lo que queramos en todo momento. Con la falta de humildad propia de esos estados de soberbia y vanidad que, enmarcaran muchos estados emocionales de resentimiento.

El problema está en nosotros, cuando principalmente, hacemos responsables a los demás de nuestro estado de ánimo. Cuando damos mucho peso a las circunstancias y muy poco a la libertad. Evidentemente, existen situaciones realmente difíciles en las que, este tipo de ingredientes pueden alterarse. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones, la libertad de un adulto responsable, es mayor en influencia que las circunstancias externas. Sin embargo, la realidad es que a veces nos resulta muy cómodo juzgar a los demás.

Los problemas no se resuelven por sí solos al mirar hacia otra parte. Y además, este tipo de actitud puede producir un efecto rebote. Un daño en las relaciones personales porque no todas las personas seguirán ahí a pesar de todo. Es decir, habrá quien se canse de sentirse juzgado. El problema está en ti cuando crees que tienes muchos derechos pero pocas obligaciones. Y en cambio, tratas a los demás como si tuviesen muchas obligaciones contigo pero pocos derechos. El problema está en nosotros cuando hemos dejado de ser ecuánimes.

Cómo hacer un cambio de actitud

Tomando conciencia del problema, reconociendo los errores propios. Y asumiendo que, todo ser humano tiene sus propias heridas. Y a pesar de todo, es posible amanecer a la vida con la esperanza de la gratitud. Todos hemos podido pasar o pasaremos por una situación de este tipo. Lo importante es que, con toda la naturalidad del mundo, podemos cambiar de actitud.

Este artículo es meramente informativo, en PsicoBlog no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo saber si el problema está en ti, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Comentarios (1)

Escribir comentario sobre Cómo saber si el problema está en ti

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
maria ines medina
me encantan y me sirven mucho sus articulos, gracias!!!

Cómo saber si el problema está en ti
1 de 2
Cómo saber si el problema está en ti