Compartir

¿Cómo saber si estás estancado en una vida que no te gusta?

¿Cómo saber si estás estancado en una vida que no te gusta?

Detrás de las grandes insatisfacciones, existen grandes motivaciones para luchar por un cambio personal. Es decir, los cambios más importantes de nuestra vida no son aquellos que nos vienen dados de forma externa, sino aquellos, ante los que nosotros mismos salimos al encuentro de esa oportunidad. Cuando estás en una etapa de estancamiento profesional, con sed de un cambio importante en tu vida, late en tu interior una añoranza: la añoranza de la felicidad.

Tienes sed de nuevas vivencias, nuevas experiencias, más conocimiento, nuevas amistades… Es decir, eres consciente de que el lugar en el que te encuentras no es aquel en el que quieres estar de verdad y quieres llegar a ese punto que de verdad es importante para ti. Cuando haces balance de tu vida, viene a tu interior una lluvia de sentimientos y pensamientos desagradables. ¿Qué síntomas muestran que estás estancado en una vida que no te gusta? En Psicoblog te lo contamos.

Aburrimiento

El síndrome del trabajador quemado tan presente en el ámbito profesional es la mejor metáfora para explicar lo que sentimos en este tipo de casos en nuestra vida en general. Es decir, el aburrimiento gris de una rutina tan previsible que solo deja un vacío interior. Sentimos que nos falta el estímulo de una novedad que conecte con nuestra esencia más profunda y verdadera.

Este aburrimiento va más allá de la propia subjetividad negativa en la percepción del tiempo. Es una estado de la conciencia que produce cansancio físico y psicológico ante la dificultad de resistir el peso de los días grises.

Actuar de forma automática

El ser humano es libre, sin embargo, a veces nos movemos de un modo casi automático, por la pura inercia de la costumbre. Cuando este efecto de la costumbre se convierte en una norma habitual en nuestra vida entonces llega la carga del sufrimiento infinito porque el ser humano se siente encerrado en una realidad de la que puede salir pero no rompe con ese círculo de negatividad por miedo. O, incluso, porque aunque esa zona de confort produce insatisfacción, el miedo a los desconocido puede pesar más todavía.

Te evades del presente

Cuando estás viviendo una vida que no te gusta, entonces, el pasado se convierte en el refugio de idealización que te lleva a creer que el ayer siempre fue mejor. O también, el futuro es una vía de escape a nivel mental donde imaginas una realidad que nada tiene que ver con tu situación actual. Puedes estar físicamente en un lugar, sin embargo, tu mente se encuentra en otro punto totalmente distinto. Esta disociación también es habitual cuando vives una vida que no te gusta.

Sin embargo, esta visualización de futuro es muy importante aunque aparentemente parezca que no es determinante. Por medio de estas visualizaciones comienzas a materializar un cambio interior, empiezas a ver el valor de lo posible en tu vida. Es decir, vas más allá de cómo son las cosas ahora para preguntarte cómo podrían ser si tú haces algunos cambios.

Este artículo es meramente informativo, en PsicoBlog no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo saber si estás estancado en una vida que no te gusta?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Crecimiento personal y autoayuda.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre ¿Cómo saber si estás estancado en una vida que no te gusta?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Cómo saber si estás estancado en una vida que no te gusta?
1 de 3
¿Cómo saber si estás estancado en una vida que no te gusta?