Cuidado con descargar la ira en las redes sociales