Cuidado con el exceso de optimismo