De dónde surgen los problemas de comunicación