Deja de utilizar tu pasado como una excusa de tu presente