Docefobia, miedo al fin del mundo