Compartir

Ejercicios de relajación para niños hiperactivos

Ejercicios de relajación para niños hiperactivos

La mayoría de los niños con diagnóstico de hiperactividad tienen dificultades para mantener la concentración en una misma tarea académica, por esta razón, pueden mostrar una tendencia hacia la desorganización. Así como también, fruto de esa dificultad para mantener la concentración, pueden tener despistes cotidianos y repetidos. La relajación resulta terapéutica en el tratamiento de la hiperactividad.

En este post en PsicoBlog te damos ideas de ejercicios de relajación para niños hiperactivos que ayudarán a que los más pequeños puedan calmar su ansiedad y estar más frescos y concentrados.

También te puede interesar: Técnicas de relajación para adolescentes

Yoga para niños hiperactivos

Uno de los mejores ejercicios de relajación para niños hiperactivos es el yoga ya que resulta positiva para potenciar el bienestar integral de los niños. Los grupos de yoga están guiados por monitores expertos que ofrecen dinámicas especialmente recomendadas. El yoga combina dos ingredientes muy importantes: control de la respiración y toma de conciencia de la postura corporal. De este modo, es una disciplina que implica el cuerpo y la mente.

Las técnicas de relajación asociadas al yoga son especialmente positivas para prevenir los posibles estados de ansiedad vinculados a la impulsividad de la hiperactividad. Además, por medio de la realización de unas dinámicas de yoga, interioriza dichas dinámicas que va a repetir de una forma secuencial en distintos momentos. El efecto de la repetición resulta muy terapéutico.

Un estudio publicado por la revista canadiense Cadth llevado a cabo por especialistas en Mindfulness y Yoga concluye que el yoga es una disciplina que puede aplicarse como un tratamiento complementario por sus distintos beneficios: aumenta la autoestima del niño que toma mayor conciencia de sí mismo. Al mejorar la relación que el niño tiene consigo mismo, este bienestar también aumenta en los vínculos con el entorno como si se tratara de una ley del espejo, además, el niño también adquiere una mejor concentración al reducir la impulsividad.

Los beneficios del yoga no son visibles de un día para otro, sin embargo, cuando esta disciplina se cultiva, se convierte en una filosofía de vida. Los beneficios del yoga tampoco producen los mismos resultados en todas las personas.

Mindfulness para niños hiperactivos

El mindfulness es otro de los ejercicios de relajación para niños hiperactivos ya que ofrece numerosos beneficios en términos de bienestar puesto que los ejercicios están destinados a potenciar la conexión plena con el aquí y el ahora. Esta disciplina fomenta un desarrollo de la presencia, que es eficaz para minimizar el efecto de la dispersión mental, es decir, de querer hacer más de una cosa a la vez. Por medio de los ejercicios de mindfulness el niño aprende a poner su atención en aquello que está pasando ahora mismo; la mente desconecta del pasado y del futuro para abrazar la realidad consciente del ahora.

Otro de los beneficios del yoga y el mindfulness es que son disciplinas que pueden disfrutarse en familia. En ese caso, son el punto de partida para compartir tiempo en común y fortalecer los vínculos afectivos a partir de dinámicas que propician el optimismo, el control del estrés y el bienestar integral (cuerpo y mente). El mindfulness incluye una combinación de ejercicios de relajación y meditación. Son ejercicios que elevan el nivel de interioridad, de este modo, la persona se centra en sí misma, más allá del ruido exterior.

La práctica constante de mindfulness influye de un modo positivo en el propio cuidado de la mente. Gracias a este proceso de aprendizaje, el niño adquiere nuevos recursos personales para responder de un modo más consciente y no automático ante situaciones cotidianas. Otra de las ventajas de estos ejercicios es que, una vez aprendidos en un taller especializado, pueden practicarse también en casa.

Meditación para niños hiperactivos

Otra disciplina que también resulta terapéutica para niños hiperactivos es la meditación que parte de una premisa importante: la capacidad de atención mental también requiere de un entrenamiento, es decir, es una habilidad que se nutre de la propia experiencia práctica. La meditación aumenta el nivel de resiliencia y mejora el estado de ánimo personal, además, los mantras también pueden producen un efecto de seguridad y calma. "Estoy bien", es un ejercicio de mantra sencillo que aporta energía constructiva.

Antes de tomar cualquier decisión al respecto es fundamental que consultes todas las dudas con el profesional que sigue el caso del niño para decidir qué disciplina es la más adecuada para él. De este modo, puedes saber si en su caso no existe ningún tipo de contraindicación en la práctica del yoga, el mindfulness o la meditación.

Este artículo es meramente informativo, en PsicoBlog no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ejercicios de relajación para niños hiperactivos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Trastornos emocionales y de conducta.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Ejercicios de relajación para niños hiperactivos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Ejercicios de relajación para niños hiperactivos
1 de 3
Ejercicios de relajación para niños hiperactivos