El contacto con la naturaleza potencia el optimismo