¿En manos de quién pones tu bienestar individual?