Evita el rol de víctima o de salvador