La falta de equilibrio en las relaciones