La fuerza de voluntad, un motor de cambio