La sombra, nuestro lado oscuro