Lo importante es la intención, no el resultado