Los pensamientos causan dolor, no los sentimientos