Mantener la asertividad frente a las críticas: el banco de niebla