Compartir

Método Jacobson de relajación progresiva

Método Jacobson de relajación progresiva

Nos pasamos la vida corriendo. Las obligaciones laborales y familiares ocupan cada minuto de nuestro tiempo, lo que hace que lleguemos cada día agotados a la cama y cuando al día siguiente suena el despertador, sintamos que no somos capaces de enfrentarnos a un nuevo día. Esto se repite un día tras otro, e indudablemente terminaremos desarrollando un cuadro de estrés que puede desembocar en angustia o depresión, porque no tenemos ningún momento para nosotros mismos.

Evitar esto es más sencillo de lo que parece, porque solo nos hace falta relajarnos durante un corto periodo de tiempo. Existen muchas técnicas de relajación, pero una que se ha mostrado como la más efectiva en situaciones de mucha tensión es la denominada relajación progresiva de Jacobson. Continúa con la lectura de este artículo si quieres conocer detalles sobre el método Jacobson de relajación progresiva y cómo hacerlo.

También te puede interesar: Técnicas de relajación para dormir bien

Relajación progresiva de Jacobson

Además de en casos de estrés o ansiedad, esta relajación también está especialmente indicada si sufrimos insomnio, ya que si la practicamos en la cama, antes de dormir, observaremos que nos es mucho más fácil conciliar el sueño.

Para practicar la relajación progresiva de Jacobson buscaremos un lugar tranquilo, donde haya una luz tenue y la temperatura sea adecuada. Para comenzar la relajación podemos tanto permanecer echados boca arriba como sentados, preferiblemente en un sillón o silla con brazos.

Comenzaremos con la frente, arrugándola durante cinco segundos y notando la tensión que se produce en la zona. Después la relajaremos despacio, mientras sentimos la sensación de relajación. A continuación cerraremos los ojos, apretándolos fuertemente y relajándolos después, siempre notando la diferencia de la sensación. Lo mismo haremos con la nariz y la boca.

Tensaremos después el cuello, los brazos y las manos. Es importante que nos detengamos en cada parte del cuerpo, tensándola y relajándola. Para terminar haremos lo mismo con los pies y las piernas, poniendo en tensión los músculos y después relajándolos.

Aunque al principio lograr la relajación nos lleve tiempo, si la practicamos regularmente se automatizará, de forma que nos bastará con tensar y relajar, por ejemplo, la mano, para relajarnos totalmente.

Este artículo es meramente informativo, en PsicoBlog no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Si deseas leer más artículos parecidos a Método Jacobson de relajación progresiva, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Meditación y relajación.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Método Jacobson de relajación progresiva

¿Qué te ha parecido el artículo?

Método Jacobson de relajación progresiva
Método Jacobson de relajación progresiva