No entregues tu poder a los demás