Optimismo, la llave de la felicidad