Piromanía, la atracción del fuego