¿Por qué aumenta el deseo ante lo inalcanzable?