¿Por qué saltamos de una relación a otra?