Reir cuando en realidad quieres llorar