Renunciar a los deseos internos, por amor